FANDOM


Tras haber resuelto de forma rápida e impecable el asesinato de Shosuro Kojico, prima del afamado cortesano Bayushi Yojiro, nuestro intrépido grupo de heroes presenció como el palacio flotante que se encontraba frente a la costa de Suboten se apresuraba en levar anclas y partir mar adentro alejándose de la vista, permitíendonos descubrir en el horizonte un barco de muchísimo menor tamaño que se acercaba a gran velocidad. Los propietarios de este desconocido navío que no portaba mon ni distinción, resultaron ser un grupo de respetados comerciantes que portaban consigo cajas de trigo grulla, que sin lugar a dudas, habrían adquirido a un inmejorable precio, hecho que permitió que el audaz Bayushi Ichiro las comprara a buen precio y las pusiera nuevamente en el mercado. 

Atakebune2
Atakebune


Además de esta carga, los pira..merciantes informaron al grupo, de aparentes disturbios más al norte de Suboten y se ofrecieron gentílmente a llevarlos. Ya cerca, con el humo indicando el lugar, el corazón de Kakita Sayuri apenas se mantenía bajo su pecho, pues los peores presagios indicaban que ese lugar humeante resultaba ser las tierras que había heredado de su difunto padre, lugar donde su madre aún vivía, y en nada mala compañía, aunque de eso más tarde se enteraría.

Desembarcamos en una playa cercana y corrimos al pueblo donde unos 300 valientes soldados león, apodados Buscadores de Muerte, hacían honor a su nombre, masacrando a la indefensa población grulla, cuya defensa lideraba el hijo y heredero de Tsume Retsu, patriarca de una familia aliada con los grulla, que pocos días antes había conseguido recuperar de manos león Toshi Ranbo. Sayuri y Takahasi se lanzaron en carga suicida contra los enemigos que asediaban la casa de la madre de Sayuri, mientras que Toku y los Bayushi proporcionaban cobertura con sus arcos y el resto del grupo se encontraba en el Dojo del pueblo con el Karo del heredero Tsume.

De la primera parte del grupo decir que, Sayuri y Takahasi consiguieron acceder sanos y salvos, encontrándose con la madre y el recién convertido padrastro, que eran a su vez escoltados por 3 guerreros que ocultaban sus rostros bajo capuchas blancas. No tuvieron demasiado tiempo para hablar, pero el ahora padrastro de Sayuri reconoció ser el Karo de Kakita Ojin, de quien esperaban recibir refuerzos. Los asaltantes fueron reducidos el la primera parte del grupo se encamino al dojo buscándose reunir con el resto del grupo.

De la segunda parte del grupo cabe destacar que no congeniaron en demasía con el Karo del hijo de Tsume Retsu, de modo que Akodo Kenshi se ofreció a negociar con los Buscadores de Muerte la mejor manera de destruir el pueblo. 

Cuando el grupo se hubo reunido comenzaron a discutir si realmente debían huir o si por el contrario debían defender la paz del emperador, optando por esta segunda opción, aunque solo la mitad del grupo, estos fueron, Hida Uzuma, Otaku Takahasi y Bayushi Ichiro, mientras que el resto escoltaron a la madre de Sayuri fuera del pueblo. Así pues comenzó la cruenta batalla en la que no había lugar donde retirarse, ambas partes parecían vencedoras y vencidas según el momento, pero cuando ya los efectivos con los que contaban ambas fuerzas eran pocos, una fuerte explosión recorrió el pueblo derrumbando edificios y combatientes por igual, dando por finalizada la batalla. 

Al parecer los soldados Tsume tenían un as en la manga y cuando entendieron que podían perder el pueblo provocaron una explosión que tomo al enemigo por sorpresa profiriendo un golpe demoledor.

Así pues, nuestro grupo sobrevivió a la batalla sin perder nuevamente ningún efectivo.